ZKA

ZKA

20 may. 2017

Reconciliación + 2x1 = Impunidad

1. El Episcopado debe reconocer que es más parte del “problema” que de la “solución” de la violación de los Derechos Humanos en Argentina.

Hay suficientes evidencias de su:

Complicidad y participación por “acción y/u omisión” de sectores significativos de los obispos, sacerdotes, religiosos y laicos con la actividad de las FF.AA.:

Razones de fondo:

Coincidencias político-ideológicas con las Fuerzas Armadas: Para esos sectores de la Iglesia se trataba de una “cruzada” contra el comunismo y la subversión para salvar a la Patria y a la religión (Defender a la “civilización occidental y cristiana”) aplicando la “Doctrina de la Seguridad Nacional” (Consenso de Washington).
Cuestiones de conveniencia: Era el modo de defenderse y apoyarse mutuamente.

Por lo tanto:

2. El Episcopado debe dejar su supuesta “neutralidad” que lo lleva a querer “reconciliar” a las “partes” desde una instancia superior y sin mancha y “reconciliarse previamente” con las víctimas, sus familiares y los organismos de derechos humanos a quienes durante muchísimos años no quiso recibir ni escuchar, ni miraba con buenos ojos (excepto algunos obispos).

De lo contrario, la reconciliación encubriría la impunidad.

3. Para ello, entre otras cosas, debería dar a conocer las Actas de las reuniones de la Conferencia Episcopal y de la Comisión Permanente desde 1974 a 1984 donde constan las denuncias, reclamos y debates promovidos por varios obispos (De Nevares, Hesayne, Devoto, Angelelli, Ponce de León, Brasca…) y las denuncias y pedidos de ayuda de organismos de DD.HH.

El episcopado sabía bien lo que pasaba.

4. También deberían dar a conocer las Actas de las reuniones entre la Comisión designada “ad hoc” (Laguna, Espósito, Galán) y la Comunidad Informativa de las FF.AA. (una por cada arma) en las cuales se hacía un seguimiento de los conflictos que se producían por el accionar de las FF.AA. sobre miembros y actividades de la Iglesia.

5. El Episcopado debería explicar públicamente por qué en su momento no se presentó como querellante en el asesinato de Carlos Mugica y otros sacerdotes; de religiosos/as, de laicos/as; del asesinato del obispo Angelelli (La Rioja) y los presuntos asesinatos de los obispos Ponce de León (San Nicolás) y Sueldo (Santiago del Estero).

Según la fe cristiana “hijos de la madre Iglesia” y “hermanos en el Señor”.

6. Como signo de credibilidad y posicionamiento frente a la Sociedad Argentina –en tiempos en que se ha intensificado el debate– debería afirmar explícita y públicamente:

a) Que en Argentina existió “terrorismo de estado” (se subordinó la Constitución al Estatuto del Proceso de Reorganización Nacional).

b) Que hubo un plan sistemático de persecución, tortura, encarcelamiento, desapariciones y asesinatos, que constituyó un genocidio donde hubo víctimas y victimarios.

c Que las FF.AA. y de Seguridad actuaron al margen y en contra de la Justicia Argentina y de los postulados de los Organismos jurídicos regionales e internacionales, según los cuales, las violaciones a los derechos humanos configuraron crímenes de lesa humanidad y por lo tanto, imprescriptibles.

No hubo “dos demonios”.

d) El Episcopado debería reforzar el reclamo de los organismos de DD.HH. a las FF.AA. y de Seguridad de las listas de los desaparecidos para que los familiares –según nuestra fe cristiana– puedan ejercer sus derechos de saber ¿Quién se los llevó? ¿De dónde? ¿A dónde? y unirse a ellos en su corazón.

e) El Episcopado debería reclamar públicamente a las FF.AA. y de Seguridad, las listas y destino de los casi 400 niños/as apropiados y entregados por ellos y que nunca se ubicaron. El Episcopado sabe que donde esos niños/as nacieron hubo complicidad de religiosas, capellanes y movimientos de Iglesia que –en conciencia– deberían aportar los datos que tengan.

Esta actitud es indispensable para que la sociedad considere creíble y coherente el pedido permanente del episcopado por la valoración de la vida.

f) El Episcopado debe “reconocer” públicamente (primer paso de una auténtica reconciliación) la complicidad y participación del Obispado militar y capellanes al servicio de las FF.AA. y de Seguridad, (como consta en sus mismas declaraciones y escritos y en el testimonio de las víctimas y de los mismos militares) que daban “consuelo y apoyo espiritual” a los que violaban –de múltiples formas– los derechos humanos de los secuestrados y más grave aún, justificaban “moralmente” su accionar, inclusive las torturas.

El Dios de los justos hace justicia.

Lo que falló

22 de noviembre de 2015. Mauricio Macri se impone en el ballottage y resulta elegido Presidente.

23 de noviembre de 2015. El diario La Nación publica un editorial titulado “No más venganza”, en el que sostiene que “la elección de un nuevo gobierno es momento propicio para terminar con las mentiras sobre los años 70 y las actuales violaciones de los derechos humanos”.

15 de diciembre de 2015. A través del Decreto 83/2015, el presidente Macri designa en comisión a Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz como jueces de la Corte Suprema de Justicia.

14 de enero de 2016. El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, recibe a familiares de “víctimas del terrorismo”.

15 de enero de 2016. En la ronda de consultas que habilita el decreto 222/03, las candidaturas de Rosenkrantz y de Rosatti son objetadas por la mayoría de los organismos de derechos humanos.

25 de enero de 2016. El ministro de Cultura porteño, Darío Lopérfido, sostiene: “No hubo 30 mil desaparecidos, se arregló ese número en una mesa cerrada”.

26 de enero de 2016. Estela de Carlotto cuenta que Macri se negó a participar de un encuentro con organismos de derechos humanos por “falta de tiempo”.

26 de enero de 2016. El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos despide a 489 empleados públicos. La principal “purga” se produce en la Secretaría de Derechos Humanos. También hay desvinculaciones en Verdad y Justicia, área dedicada al seguimiento de los juicios por la verdad.

28 de enero de 2016. Son despedidos del Banco Central 47 personas de distintas áreas, entre otras, la de Promoción de Derechos Humanos.

1 de marzo de 2016. En su primer discurso de apertura de sesiones, el Presidente hace una única y breve alusión al terrorismo de Estado: “Este año se cumplen 40 años del golpe militar; un golpe que consolidó la época más oscura de nuestra historia. Aprovechemos este año para gritar todos juntos “nunca más a la violencia institucional y política”. Para muchos, fue una manera de predicar la teoría de los dos demonios, equiparando de manera elíptica la violencia estatal y la de las organizaciones armadas.

24 de marzo de 2016. Se concreta la visita a la Argentina del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Una masiva manifestación en Plaza de Mayo se realiza en repudio al terrorismo de Estado, donde además se denuncia la complicidad norteamericana en el golpe militar de 1976.

25 de abril de 2016. El ministro de Justicia, Germán Garavano, se reúne con Cecilia Pando.

28 de abril de 2016. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, participa de una misa en memoria del genocida Miguel Ángel Egea.

31 de mayo de 2016. Macri modifica el decreto 436 del 31 de enero de 1984 y otorga a las Fuerzas Armadas mayores potestades para decidir ascensos, traslados, designaciones y premios.

9 de junio de 2016. El carapintada Aldo Rico y el teniente coronel Emilio Nani, recurrente justificador del genocidio, entre otros, participan del desfile militar en los actos por el Bicentenario.

14 de junio de 2016. Se produce una nueva amenaza de bomba en la ex ESMA.

30 de junio de 2016. Garavano se reúne con abogados defensores de los genocidas, entre otros, Alberto Solanet.

24 de julio de 2016. El diario Clarín informa que alrededor de 50 represores obtuvieron prisión domiciliaria en los primeros meses del año. Garavano sostiene que “es cuestión de los jueces, no es impunidad sino cumplir con la ley”.

4 de agosto de 2016. El juez Marcelo Martínez de Giorgi ordena la captura de Hebe de Bonafini y prohíbe su salida del país.

10 de agosto de 2016. En una entrevista para BuzzFeed, el Presidente sostiene: “No sé si fueron 30 mil o 9 mil, es una discusión en la que no voy a entrar”. Además, habla de “guerra sucia” y confunde al secretario de Derechos Humanos con el de “Recursos Humanos”.

19 de agosto de 2016. El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata concede el beneficio del arresto domiciliario al represor Miguel Etchecolatz, aunque sigue detenido en el mismo lugar por otras causas.

21 de agosto de 2016. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, defiende el fallo judicial que concede la prisión domiciliaria a Etchecolatz.

16 de diciembre de 2016. El juez federal Julián Ercolini dicta el sobreseimiento a los empresarios Héctor Magnetto, Bartolomé Mitre y Ernestina Herrera de Noble, entre otros, en la causa judicial vinculada con la compra en 1976 de la empresa Papel Prensa.

28 de diciembre de 2016. El abogado y periodista Pablo Llonto denuncia a Avruj por incumplimiento de los deberes de funcionario público, al no apelar los sobreseimientos en la causa Papel Prensa.

23 de enero de 2017. A través del decreto 52/2017, el Gobierno modifica el esquema de feriados nacionales, declarando móvil el 24 de marzo.

30 de enero de 2017.El titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, rechaza la existencia de un plan sistemático de desaparición de personas en la última dictadura.

1 de febrero de 2017. El Gobierno da marcha atrás y declara inamovible el feriado del 24 de marzo.

7 de febrero de 2017. El Ministerio de Justicia solicita que sea rechazada la acción de amparo presentada por la jueza de la Corte Suprema Elena Highton de Nolasco para su continuidad en el cargo más allá de los 75 años.

10 de febrero de 2017. Mónica Dinucci, embajadora de Argentina ante Islandia y Noruega, es denunciada por defender el accionar del terrorismo de Estado.

14 de febrero de 2017. Vence el plazo del que disponía el gobierno nacional para apelar el fallo de primera instancia del juez Enrique Lavié Pico, que le dio la razón a un amparo presentado por la jueza Highton de Nolasco para continuar en su cargo tras cumplir 75 años.

1 de marzo de 2017. En su segundo discurso de apertura de sesiones, Macri no hace referencia al terrorismo de Estado. Solo menciona el tema de derechos humanos refiriéndose al presente: “Lanzaremos en los próximos días el Plan de Personas con Discapacidad, porque también queremos trabajar los derechos humanos de hoy”.

16 de marzo de 2017. El gobierno porteño coloca monolitos sobre los pañuelos de las Madres en Plaza de Mayo.

24 de marzo de 2017. El Presidente no realiza actos oficiales por el nuevo aniversario del golpe. El bloque de Diputados de Cambiemos difunde dos fotos con las leyendas: “Nunca más a los negocios de los derechos humanos”, y “Nunca más a la interrupción del orden democrático”.

27 de marzo de 2017. Se difunde un video que una maestra utilizó con sus alumnos de la escuela Carlos Della Penna y que reivindica el terrorismo de Estado.

18 de abril de 2017. La Corte Suprema de Justicia revoca un fallo de la Cámara Federal de Casación Penal que había dejado sin efecto la prisión domiciliaria a un miembro del Ejército condenado por delitos de lesa humanidad.

19 de abril de 2017. Avruj defiende el fallo de la Corte Suprema del 18 de abril: “Por ley le corresponde ese derecho, es una buena señal de madurez cívica y una muestra de que la Argentina está apegada a la ley más allá de a quién le corresponde el beneficio de la medida”.

28 de abril de 2017. La Cámara Federal de Casación Penal le otorga el beneficio de la prisión domiciliaria a Etchecolatz, aunque no se hace efectiva por otras causas judiciales pendientes.

2 de mayo de 2017. La Conferencia Episcopal Argentina hace un llamado a la reconciliación de los argentinos, “para que las heridas del pasado se curen desde adentro”.

3 de mayo de 2017. En un fallo dividido, y con el voto a favor de Highton de Nolasco, de Rosatti y de Rosenkrantz, la Corte Suprema concede la aplicación del 2x1 al represor Luis Muiña. El mismo día, Avruj asegura que está “de acuerdo” con el fallo “si está ajustado a la ley”. Cecilia Pando, por su parte, declara: “Ahora las cosas comienzan a funcionar”.

4 de mayo de 2017. Garavano y la vicepresidenta Gabriela Michetti manifiestan idéntica postura sobre el fallo de la Corte del 3 de mayo. Dicen respetar la independencia judicial, y se muestran en desacuerdo con la ley del 2x1: “Está mal, tanto para los genocidas como para los violadores”. El centro de sus críticas es una ley derogada hace años, o sea, apuntan contra el garantismo. Pero, al igualar los delitos de lesa humanidad con otros de distinta naturaleza, coinciden, en definitiva, con el razonamiento que subyace en el fallo de la Corte Suprema.

5 de mayo. Focusgroup.

6 de mayo de 2017. Luego de tres días de silencio, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, critica el fallo: “Rechazamos el concepto del 2x1 y rechazamos que se aplique a crímenes de lesa humanidad”.

La ONU advirtió que el sistema penal de Argentina discrimina según la procedencia de los detenidos


Un grupo de trabajo del organismo de visita en el país dijo que "aquellos que se encuentran en una situación de vulnerabilidad como los niños, el colectivo LGBTI, los pueblos indígenas y los migrantes tienen mayor probabilidad de ser detenidos".

El Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria, de visita en Argentina, advirtió este jueves que personas con orígenes socioeconómicos vulnerables son más susceptibles de ser detenidas por el sistema de justicia penal del país.

"Aquellos que se encuentran en una situación de vulnerabilidad como los niños, el colectivo LGBTI, los pueblos indígenas y los migrantes tienen mayor probabilidad de ser detenidos por la policía por la sospecha de haber cometido un delito o 'demorados' para verificar su identidad", señalaron los expertos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) durante una presentación de sus conclusiones preliminares.

En un diálogo posterior con Sputnik y otros medios nacionales, los expertos en derechos humanos Sètondji Roland Adjovi y Elina Steinerte afirmaron que "las protestas sociales siguen siendo criminalizadas y reprimidas".

"En nuestros hallazgos preliminares hablamos de los sindicatos como grupos expuestos dentro de la selectividad de la justicia penal", comentaron.

En particular, los especialistas calificaron de "alarmante" la actitud "desproporcionada" que adoptan las fuerzas de seguridad "ante las manifestaciones realizadas por los pueblos indígenas".

La delegación de la ONU exhortó al Gobierno de Argentina a cambiar estas directrices y a reanudar "el proceso de diálogo" con este colectivo.

El Grupo de Trabajo también tuvo constancia de "testimonios de casos de privación de la libertad y maltrato de menores de 16 años por parte de las fuerzas de seguridad".

Tras visitar 19 centros de privación de libertad y entrevistar a unas 200 personas, el comité de expertos cuestionó además la situación en la que se hallan personas discapacitadas privadas de libertad, que no acceden a recursos para poder vivir con sus familias y están recluidas en instituciones psiquiátricas durante años o décadas, sin posibilidades de que vuelvan a ser libres.

Los expertos de la ONU lamentaron, por otra parte, el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del presidente Mauricio Macri que restringe el ingreso al país y acelera la deportación de extranjeros con condenas privativas de libertad o con antecedentes.

"Tenemos serias preocupaciones sobre este en cuanto a su alcance porque además es contradictorio con la propia ley de Migraciones" vigente desde 2004, añadieron.

Junto con los otros tres integrantes del Grupo de Trabajo, Roland Adjovi y Steinerte recorrieron durante diez días la ciudad y la provincia de Buenos Aires (este), la jurisdicción de Chubut (sur) y la de Jujuy (norte).

PRISIÓN PREVENTIVA

Una de las conclusiones sobre su viaje es el alcance de la prisión preventiva, que afecta al 60 por ciento de la población penitenciaria.

Las comisarías son utilizadas para albergar a personas en prisión preventiva e incluso ya condenadas, pese a que no están equipadas con ese fin, ni el personal cuenta con la instrucción necesaria para actuar como agentes penitenciarios.

El grupo de la ONU también tuvo oportunidad de visitar a la dirigente social Milagro Sala, detenida desde enero de 2016 en Jujuy (norte), acusada de corrupción y otros delitos en varias causas judiciales.

Al respecto, los expertos se excusaron de realizar una evaluación sobre sus condiciones de detención, dado que "no sería apropiado que hiciéramos un comentario sobre esta etapa".

"En esta visita no se trataba de un solo caso, tenemos que analizar la foto en general, todos los centros de detención, de modo que tiene que haber un momento de reflexión a la luz de lo que hemos visto", justificaron.

La presencia en Argentina de la delegación de Naciones Unidas, por invitación del Gobierno, se produce a 15 años de su última visita, aunque su viaje "no necesariamente consiste en un seguimiento del informe realizado a partir de la visita en 2003", detallaron.

Salvo "dos incidentes menores" durante su recorrido, los expertos valoraron que en general existiera un trato cordial en su diálogo con funcionarios nacionales, provinciales y locales.

"Cuando decimos que hablamos con las autoridades, nos referimos a que nos reunimos con todas las ramas del Gobierno y con individuos dentro de centros de detención seleccionados de manera aleatoria para tener una idea de cómo funciona el sistema", explicaron.

El Grupo de Trabajo presentará su informe final sobre la detención arbitraria en Argentina ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en septiembre de 2018.

Todas las observaciones que realicen deberán ser cumplidas por el Gobierno.

El golpe dentro del golpe


Brasil vive horas decisivas. Michel Temer intenta arrastrar la agonía de su gobierno, consciente de que el grupo O Globo ya decidió –con la unilateralidad que lo caracteriza– que es hora de su salida. Ha definido resistir a pesar de estar bajo una tormenta perfecta: pésima situación económica, creciente valoración negativa a su gestión y perdida de apoyo mediático. La situación de crisis es evidente en otros aspectos: el hasta ahora aliado PSDB, tradicional partido de la derecha brasileña, ya reconoce ante medios que la experiencia Temer se aproxima a su final. Incluso Fernando Henrique Cardoso, ex presidente del país e histórico dirigente de los tucanos, dejó traslucir en sus redes sociales que una renuncia sería algo factible en el escenario planteado, demostrando su propio apetito de poder.

La calle, mientras tanto, pide elecciones directas anticipadas, algo que debería tramitarse a través de una Propuesta de Enmienda Constitucional en un Congreso profundamente conservador, el mismo que determinó la salida de Dilma Rousseff de Planalto. Ir a elecciones ya, y que determine en soberano, que es el pueblo, es la propuesta del Partido de los Trabajadores, el Movimiento Sin Tierra y la Central Única de Trabajadores, nucleados en el Frente Brasil Popular. También la acompañan otros partidos con representación parlamentaria que se oponen a Temer, como Rede, el PCdoB, PDT, PSB y PSOL.

La derecha buscará canalizar el desborde institucional dentro de la contención de una posible elección indirecta en el propio Congreso, argumentando que aquello es lo que marca la Constitución. Sin embargo, la notable irregularidad que muestra hace más de un año la vida político-institucional de Brasil debería ser motivo suficiente para que sean los ciudadanos los que definan al presidente de su país, algo que les es negado por las propias deficiencias de los candidatos de la derecha. Este déficit de representatividad es tal que el ultraderechista Jair Bolsonaro se ha disparado en las encuestas, por encimas de los tradicionales candidatos conservadores, aunque muy abajo de Lula Da Silva, quien fuera dos veces presidente del país en una situación de bonanza económica y social.

Da la sensación que los que asaltaron el poder en 2016 buscan encontrar, con este nuevo escenario planteado, una sucesión que pueda asimismo crear un candidato competitivo para poder enfrentar a Lula en 2018. Un presidente que gobierne con el “trabajo sucio” ya hecho, reforma laboral y recortes a la inversión social mediante. Y que pueda construirse en poco tiempo, a lo Macron en Francia, tras la implosión de los partidos tradicionales, pero con el apoyo de ellos. Por ello conviene recordar aquella reflexión de Dilma en torno a la posibilidad de un “golpe dentro del golpe”, algo que está latente, siempre y cuando la movilización popular no logre torcer el brazo de la elite brasileña, logrando las elecciones directas.

¿Habrá “golpe dentro del golpe”? ¿La movilización popular logrará reimpulsar la PEC que permitiría elecciones presidenciales anticipadas, a pesar de la negativa de la derecha en el Congreso? ¿O logrará resistir Temer? Tres preguntas sin respuestas, al menos por ahora. La única certeza: aquellos que venían a “salvaguardar a las instituciones” no han hecho más que deteriorarlas. Brasil sigue en el abismo. Es un serio problema –y una pésima noticia– para América latina en su conjunto, pero particularmente para la Argentina.

El hermano de Spinetta cruzó a Rozitchner: “Pertenece a un partido cuyo líder es un estafador”

A través de su cuenta de Facebook, Gustavo Spinetta respondió duramente al filósofo de cabecera del macrismo, quien había criticado a Luis Alberto en una entrevista.

"¿Un Spinetta tocaría para Macri?", le preguntaron a Alejandro Rozitchner. Y se desató la tormenta. En su respuesta, el filósofo oficial del PRO reconoció: "Supongo que no". ¿Las razones? "Porque el nivel de prejuicio del mundo artístico, el nivel de ignorancia y resentimiento es enorme".

La sola vinculación del apellido Spinetta con esos valores le trajo a Rozitchner un vendaval de críticas en los medios y en las redes sociales. Pese a que calificó al líder de Almendra como "su mejor amigo en la vida", lo metió en la bolsa de los artistas populares y, según su juicio, "un artista popular no entiende la política".

Pero la respuesta más fuerte llegó horas más tarde de parte del hermano de Luis Alberto: Gustavo Spinetta. A través de su cuenta de Facebook, aseguró que "Rozitchner no sabe nada" de su familia y que "haría bien en callarse la boca".

Además de reivindicar la identidad peronista de sus padres, Spinetta fue más lejos y endilgó al polémico filósofo y asesor: "No entiendo como puede pertenecer a un partido cuyo líder es un estafador del estado (y por lo tanto de todos nosotros) desde que se inició en los negocios y hablar de transparencia y salud ciudadana".

Por último, le recriminó haber hablado de Luis Alberto, "que no está para defenderse". "Eso no se lo perdono", expresó.


En libertad Oscar López Rivera luego de 36 años de cárcel en Estados Unidos


El líder independentista puertorriqueño Oscar López Rivera salió hoy en libertad, tras cumplir una de las condenas más largas impuestas a un preso político en el mundo.

Después de estar encarcelado 36 años en Estados Unidos debido a sus ideas y su lucha independentista, este miércoles podrá compartir con su pueblo y sus amigos, luego de que firme un documento del Buró de Prisionero de Estados Unidos, explicó su abogada Jan Susler.

En febrero de este año, López Rivera fue trasladado a Puerto Rico, en reclusión domiciliaria en la casa de su hija Clarisa. Apenas unas semanas antes, el entonces presidente estadounidense Barack Obama lo había indultado, luego de más de 35 años en prisión.

En el sector universitario de Río Piedras, en San Juan, varios artistas y estudiantes organizan ahora La fiesta de Oscar, para dar la bienvenida al luchador independentista.

Al concluir su restricción domiciliara, López Rivera ofrecerá cerca del mediodía una rueda de prensa en el área de El Escambrón, en la isleta del Viejo San Juan.

Se espera que el jueves visite Chicago, donde vivió desde los 15 años hasta su encarcelamiento: en esa ciudad, la comunidad latina lo recibirá y pondrá su nombre a una calle en el área de Humboldt Park.

Después, regresará a Puerto Rico para estar el sábado en el municipio de San Sebastián, en el centro montañoso de la isla, donde nació y vivió una parte de su adolescencia.

Más adelante, proyecta viajar a varios países como Cuba, Nicaragua y Venezuela, para agradecer la solidaridad y los esfuerzos por su liberación.

Sindicado por las autoridades de Estados Unidos como cabeza de las clandestinas Fuerzas Armadas de Liberación Nacional de Puerto Rico, López Rivera fue condenado sin que jamás hubiera una evidencia en su contra.

De los casi 36 años encarcelado bajo la acusación de conspiración sediciosa por querer derrocar al gobierno de Estados Unidos en Puerto Rico, permaneció 12 años en prisión solitaria, sin contacto con el exterior ni con sus familiares.

En 1981, cuando tenía 38 años, este puertorriqueño fue condenado a 55 años de prisión por esa supuesta conspiración, uso de la fuerza y otros cargos.

López Rivera se declaró enemigo del colonialismo impuesto a la isla caribeña por Estados Unidos durante más de un siglo.


Con el objetivo de la unidad

El mensaje que CFK envió a los intendentes es que nadie tiene la puerta cerrada en el espacio que se está armando y que la lista no va a definirse en un cuarto cerrado. Los que faltaron a la reunión del martes suspendieron su encuentro de hoy.

Contener a la tropa y avanzar en el armado definitivo, las misiones que se impuso Cristina Fernández de Kirchner en estos días, tras las dudas que surgieron el martes sobre la solidez de la estructura política que venía hilvanando en la provincia de Buenos Aires, apoyada en intendentes, La Cámpora y el Partido Justicialista, cuando los jefes comunales faltaron al acto que iba a sellar esa alianza táctica. Tres días más tarde la zozobra pasó aunque el panorama todavía es inestable. La reunión que iban a mantener esta tarde los “rebeldes” en Escobar se levantó a la espera de un llamado conciliador de la ex presidenta, que prometió recibirlos “de a uno” para escuchar sus demandas y dar una respuesta. Ellos le piden que sea candidata. Ella todavía prefiere no apurar definiciones.

Uno de los intendentes que el martes marcó distancia con el armado que encabezan el titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, y el diputado Máximo Kirchner dijo que se siente “más cerca de CFK” que de la candidatura alternativa que propone Florencio Randazzo pero que “la forma de construcción política no puede ser la misma que antes de 2015” porque “cambiaron muchas cosas en el medio”. “Si ella quiere conducir, va a conducir, pero no puede hacerlo por teléfono”, manifestó a PáginaI12 en estricto off the record el dirigente de un populoso partido del conurbano .

Fernández de Kirchner recogió el guante. El jueves por la noche recibió a dos de los jefes comunales más cercanos, Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Mario Secco (Ensenada), quienes se encargaron de difundir un mensaje entre sus pares: se trabajará por la unidad, si no se consigue habrá primarias, nadie tiene la puerta cerrada en el espacio que se está conformando y la lista no va a definirse en un cuarto cerrado. Estas promesas alcanzaron para que se levante el encuentro previsto para esta tarde en Escobar, donde una veintena de intendentes pensaba plasmar en una foto la lista de demandas que habían bocetado en la semana.

La excusa oficial para el faltazo del martes pasado había sido la presencia en la platea de dirigentes de mucha imagen negativa, como el titular de MILES Luis D’Elia y el ex vicepresidente Amado Boudou. Detrás de ese motivo subyacía la necesidad de endurecer la posición cuando se entra en la recta final de cara al cierre de listas, en poco más de un mes. Sin embargo, no está, por ahora, en el ánimo de este grupo de dirigentes romper con CFK o acercarse al espacio que articula Randazzo. “Nosotros reconocemos la conducción de Cristina, que es irremplazable. Pero pedimos que ese reconocimiento sea, a su vez, reconocido. Ya no somos soldados, queremos ser socios”, graficó uno de ellos.

Ariel Sujarchuk, que en Escobar iba a ser el anfitrión de la reunión que se levantó, resumió claramente la posición: “Muchos vamos a trabajar para que las elecciones internas no sucedan y que haya síntesis de todos los grupos. Para eso, los extremos deben deponer actitudes, cambiar viejos métodos. No se puede seguir construyendo bajo los mismos esquemas, con los amigos de siempre. Los candidatos deben expresar lo antes posible su vocación de serlo, no es buen tiempo para especular”, planteó, oficiando de vocero del sector que aúna al grupo Fénix (referenciados en Gustavo Menéndez, de Merlo) y el Esmeralda (encolumnados atrás de Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora).

La ex mandataria, a través de sus interlocutores, envía señales positivas. 

“Es necesario reagrupar nuestro espacio a partir de un protagonismo bien claro de Cristina en esta conducción. La gente nos pide poner un freno al neoliberalismo y que vayan compañeros en las listas con entereza y fidelidad, porque a partir de octubre viene un segundo ajuste del Gobierno”, dijo Ferraresi. “Cristina es la única que ordena a todos en el peronismo. Es la única que te pone a todos los intendentes en fila y la única que mide porque en la calle la gente me pregunta por Cristina, no me pregunta por el Fénix ni el Esmeralda”, completó Secco. Pero ella todavía no define si será candidata o no.

¿De punible a inimputable?

.- A la cárcel la sostenemos nosotros, los presos, la cargamos en los hombros y la sostenemos; me lo dice Juan, un detenido y condenado a reclusión perpetua a quien, hace un mes, un Juez le otorgó el beneficio de la libertad condicional luego de 18 años para que, otra apelación semanas más tarde, se la sacara de las manos para volver nuevamente al penal de Sierra Chica.

Mientras Juan me dice miro de reojo hacia el salón que tengo a mis espaldas, que se utiliza de Juzgado y de espacio de educación terciaria. Miro de reojo porque escucho una voz fuerte que no para de hablar, con tono elevado y sin pausas. Quien esta hablando es Robledo Puch, con quien mas de una vez los docentes nos cruzamos por los pasillos del penal, entrando en algún salón o tomando un mate con nosotros en preceptoría.

Es una suerte de rito cuando Puch se decide salir del pabellón y caminar un poco por el complejo penitenciario para acercarse hasta el Terciario. En esta ocasión dialogaba hoy por la tarde con una mujer, que seguramente pertenecía a algún área educativa del penal y que se mostró dispuesta a escucharlo por un lapso para nada acotado. Generalmente Robledo Puch, cuando encuentra con quien hablar, lo aprovecha en tiempo prolongado.

Juan, que durante un mes fue libre y hoy camina de nuevo como detenido, lo mira a Robledo y me dice: miralo y fijate, hace 45 años que está preso, entró imputable y ahora no sabe en qué tiempo vive ni en qué lugar.

Las secuelas de Robledo Puch luego de 4 décadas y media en la cárcel son evidentes, su discurso a veces lo lleva a comentar el accionar de la triple A en tiempo presente y a criticar la gestión de Isabelita de Perón como Gobierno actual. Se acerca hasta nosotros, saluda y regresa a su pabellón.

Camina su mundo que es el mundo del encierro y la sombra prolongada, encierro que conoció antes de cumplir sus 21 años y carrera delictiva que inició a sus 18. Su rostro sigue siendo aniñado, ojos claros, manos pequeñas, por demás calvo y encorvado y cargando sobre sus hombros generalmente la misma campera de invierno con la que ha sido fotografiado en más de una ocasión.

Lo miro a Juan y entiendo que él también deberá transitar un largo camino de encierro hasta poder respirar el aire limpio que trasciende los muros. En cuanto a estos mismos muros, Juan me dice: los muros son simbólicos, no están construidos ni siquiera para que no nos fuguemos, los muros están construidos para que nadie nos vea, para que nadie de afuera sepa sobre nosotros, los de adentro.

Pienso y sigo observando los rostros que pasan y saludan, un abrazo, dos abrazos, son los pibes que van llegando a estudiar con sus bolsas de nylon y sus cuadernos y fotocopias adentro apiladas y ordenadas; intento plantearme una mirada desde la totalidad, en esa unidad en lo diverso que la realidad nos exige para poder desentrañarla, en esa posibilidad de trascender lo aparente.

Cuando logro hacerlo y la reflexión inicia su curso lo que veo son niños, rostros de niños en cuerpos gigantes que se empujan y abrazan y bromean, cuerpos dolidos y marcados a fuego por los distintos modelos de mercado que gestionaron a los proyectos políticos y de los que ellos son hijos y nietos no reconocidos aun en pleno siglo 21.

Lo veo a Puch que ya está entrando al pabellón, el número 9, y el cuerpo que me envuelve se estremece al pensar y al sentir en tiempo real y concreto los años transcurridos desde su detención en la dictadura de Lanusse y luego el regreso de Perón, la muerte de Perón, la creación de la fuerza parapolicial de la triple A, el golpe de Estado Cívico-Militar, los 30.000 detenidos-desaparecidos, el regreso de la Democracia, el neoliberalismo, el 2001, todos los mundiales, todos los soles y las lluvias y él, que entrando imputable por una serie de delitos aberrantes, se terminó convirtiendo en inimputable por una serie de tratamientos resocializadores, también aberrantes y que al día de hoy lo ubican en confusiones de tiempos y gobiernos y espacios y personas y que con su caso ubica a la cárcel como un sistema añejado que hace rato caducó

Vuelvo a mirar al resto de los pibes y la metáfora de que sus cuerpos cargan la cárcel se va materializando, concretando, cosificando; entonces empezamos la clase para romper lo simbólico del muro y para pensarnos mas allá de un número, de un castigo y de un encierro tortuoso, porque mientras el Estado no legisle de verdad en materia de niñez, adolescencia y juventudes, mientras el Estado no decida cuál es el proyecto que por fin se piense con todos y todas adentro, mientras eso no suceda, cada vez más pibes de nuestra patria y de nuestro cielo seguirán cargando la cárcel en sus hombros, las negaciones en sus curriculum y las soledades en sus historias.

De Venezuela a Santa Cruz

En un mundo inclinado a la derecha los gobiernos populistas son pequeños manchones en un océano gobernado por las corporaciones. De ese fenómeno a escala planetaria no está exceptuada la Argentina. El gobierno de CAMBIEMOS es la expresión del actual clima de época, y su desafío político y económico es Octubre. El teorema macrista afirmó durante la campaña presidencial que estábamos a pocos meses de ser Venezuela. Hoy compara con la misma lógica el clima de tensión social que vive Venezuela con la actual situación político- económica de Santa Cruz, asimilando chavismo y kirchnerismo a la misma cara de un mismo mal.

En un mundo inclinado a la derecha con diversas variantes neoliberales y en algunos casos con rasgos fascistas, los gobiernos populistas son pequeños manchones en un océano gobernado por las corporaciones. De ese fenómeno a escala planetaria no está exceptuada la Argentina. El gobierno de CAMBIEMOS, es la exteriorización local de un invierno político cuya duración es imprevisible, como perfectamente pronosticable el daño superlativo al final de esta restauración conservadora. Como el macrismo no puede mostrar éxitos económicos, ya que los índices que debían bajar, subieron, y los debían subir, bajaron, deben endurecer su discurso, para satisfacer a su núcleo duro, sobreestimando y sobreactuando lo ocurrido con la concentración del 1 de abril, una manifestación importante para una coalición desvalida de todo calor callejero y para un presidente cuya presencia pública se concreta en actos de una frialdad antártica.

De cara a las elecciones de octubre, el gobierno acentuará las escenas de denuncias de corrupción de funcionarios propios, mientras la corrupción estructural lejos de la mirada de las mayorías, traslada recursos estatales a las arcas de las corporaciones cuyos representantes actuales o pasados son Ministros y Secretarios del actual gobierno. En esta actuación, no importará la honra de posibles inocentes, incinerados en el marketing de “no somos iguales”. Se hará hincapié en luchas contra “mafias” de la que las filas oficialistas están pobladas, de la escenografía inocua de la lucha contra la inseguridad y el narcotráfico. Pero la bala de plata es la consigna de que “No es la economía, es la memoria”, extraña paradoja de un partido que se presenta como nacidos en un repollo, donde la historia es ignorada y muchos referentes históricos son reemplazados por animales en los billetes. La estrategia es que el presente no existe, el futuro va a ser mucho mejor y el pasado es el kirchnerismo denostado y difamado desde el gobierno y de los medios dominantes que más allá de eventuales críticas referidas a sus propios negocios, establecen una fenomenal barrera protectora del gobierno y una ametralladora de críticas y denuncias contra el kirchnerismo, algunas ciertas, otras con rasgos de verosimilitud y muchas otras exteriorización clara del barro en que se revuelca el denominado “periodismo independiente”. Desde hace dos años aproximadamente se ha sumado el grupo América, que más que un canal parece un quirófano, por la cantidad de operaciones mediáticas que desde ahí se realizan. Algunos de los periodistas más agresivos como Paulo Vilouta, un mediocre relator deportivo, que se hace gárgaras con la palabra corrupción, precisamente en un canal que tiene como uno de los socios a José Luís Manzano, sindicado como uno de los emblemas de “robo para la corona”

El gobierno ante la imposibilidad de datos económicos favorables sostiene que evitó una crisis que no fue posible visualizar y ve una recuperación caracterizada como brotes verdes que es imposible de apreciar.

La idea entonces es sacar el debate del terreno económico y presentarse como lo nuevo en política aún con impericias y errores contra un pasado inmediato al cual un 25% de la población no quiere volver y se aterroriza de sólo pensarlo y un 30% fluctuante que si mayoritariamente llega a octubre aún con expectativas de que en el futuro las cosas mejorarán, puede el macrismo obtener un brote verde electoral en medio del desierto económico que ha generado.

El peronismo en su versión PJ y en su fracción Frente para la Victoria aún se lame las heridas de la derrota y no asoma un liderazgo que unifique las diferentes facciones. Cristina Fernández puede ganar la Provincia de Buenos Aires pero tiene límites cortos en materia de distribución territorial nacional. Además su candidatura llevaría a que se discuta su gobierno y no el de Macri que es lo que al oficialismo le conviene y que es lo que hay que discutir. Se requiere candidatos que sean apoyados con entusiasmo por ambos sectores del peronismo, que sean una idea de renovación y que ofrezcan una alternativa de cara al futuro. Que recojan lo mucho de positivo que se hizo durante 12 años, pero que proyecten un futuro con profundización de lo realizado y asumiendo la superación de los errores y limitaciones. Tal vez sea demasiado temprano para que coagule esta alternativa en el peronismo y será demasiado tarde para el país si la falta de grandeza, las patéticas miserabilidades abonen el terreno para un triunfo del oficialismo.

El periodista y comunicador social Gonzalo Carbajal escribió en el mismo sentido: “Para el kirchnerismo y el peronismo -no-tan- kirchnerista no es fácil la situación. Entrar en el juego que propone Macri parece sencillo, pero –con un posicionamiento opositor consolidado–, un discurso duro no asegura sumar muchos votos más. Debe ampliar la representación real sin perder la esencia, desconfiando de quienes se acercan justamente porque no tienen votos. Pensando en octubre quizá se deba hacer simplemente anti-neoliberalismo, dejando de una vez de lado las micro identidades que componen nuestro variopinto universo. Y ver quienes suscriben ese programa. De paso dejar tranquilos por un tiempo a Massa y Stolbizer que armarán su frente electoral en la provincia de Buenos Aires. Es preciso un programa propositivo con un cuidado discurso electoral en esta etapa, porque el riesgo de seguir con “la nuestra” es quedar tirando golpes al vacío, o peor, golpear al adversario equivocado.”

El gobierno necesita ganar las elecciones de octubre pues en caso contrario se arrastrará penosamente hasta el 2019. En cambio si gana, podrá emprender las reformas estructurales que necesita para afianzar el triunfo que termine con el empate histórico, y realizar los ajustes superlativos que no ha podido aún concretar, más allá del tarifazo y la distribución regresiva del ingreso.

Nadie puede engañarse: el oficialismo lo dice con meridiana claridad y es una de las pocas cosas en la que no miente. Uno de los mejores soldados de Héctor Magnetto, el periodista Marcelo Bonelli escribió en Clarín del 21 de abril: “Luis Caputo fue directo y claro. El Ministro ( de Finanzas)tiene excelente llegada en Nueva York. Así respondió (en el Council of the América): Nosotros queremos ganar la elección para profundizar nuestro programa económico. Por eso no se puede encarar el problema fiscal. Si atacamos el déficit, habrá más piquetes y la vida será imposible en la Argentina. La prioridad es ganar las elecciones y convalidar en octubre las propuestas del gobierno. Después vamos a encarar las asignaturas pendientes” El mantenimiento e incluso la elevación del déficit fiscal es la grasa que mantiene con reales posibilidades un eventual triunfo oficialista en octubre. Es la condición necesaria para mantener acotado el nivel de conflictos mientras se busca encontrar espacios no económicos que permita montar un escenario con expectativas futuras. Para un gobierno elegido democráticamente, el mantenimiento del déficit fiscal hasta las elecciones de octubre, es equivalente a lo que el terrorismo de estado lo fue para la aplicación del Plan de Martínez de Hoz en la dictadura establishment-militar. Los gurkas liberales como José Luis Espert y Miguel Angel Broda que piden drásticas medidas de ajuste del gasto público, son la exteriorización desde la ultra derecha económica del famoso Teorema de Baglini.

Para el gobierno el triunfo electoral en octubre ha pasado a ser imprescindible. Una derrota lo dejaría al llamado Tercer Gobierno Radical por el escritor Jorge Asís, en la situación de Raúl Alfonsín después de las elecciones del 6 de septiembre de 1987 y Fernando de la Rúa el 14 de octubre del 2000.

Las computadoras de los editorialistas de los medios dominantes advierten , alientan al gobierno y le proveen de argumentaciones, mientras despotrican contra la bestia negra del populismo. Así Carlos Pagni escribió el 26 de abril en La Nación: “En gran medida, Santa Cruz es un laboratorio que permite percibir lo que hubiera sucedido en el país si continuaba el kirchnerismo. El manejo populista de la economía termina siempre con el fin de las ilusiones. Es igualmente una versión provinciana, pequeña y light del drama de Venezuela, un país potencialmente rico, pero arrasado por la impericia u la corrupción de los jerarcas del régimen.” El 30 de abril, Fernando Laborda, en La Nación del 30 de abril escribió bajo el título “ Las alucinaciones populistas, otro desafío para Macri: “La tragedia del populismo también llegó a Santa Cruz, donde asistimos a la declinación de un régimen feudal….. Mientras esto sucede en la emblemática provincia de los Kirchner y en tanto las políticas populistas revelan con ferocidad su fracaso en la Venezuela de Nicolás Maduro……. Durante su reciente viaje a los Estados Unidos, algunos medios periodísticos norteamericanos lo presentaron como el hombre que puede cambiar la historia de una Argentina signada por el populismo y el estatismo”

El mismo día Joaquín Morales Solá, en el órgano Mitrista, escribió: “ Después de octubre, si la suerte electoral acompaña al Presidente, podrían llegar inversiones en servicios e infraestructura. Las inversiones industriales serán más difíciles porque en ese sector primará siempre la política de Trump, que pone el acento en la creación de puestos de trabajo en los Estados Unidos. Por eso, el desafío de octubre de Macri es político y económico al mismo tiempo. La fragmentación de su oposición (que arrastra, además, contradicciones ideológicas) podría ahuyentar a los inversores si lo golpeara una derrota. Un peronismo sin conducción y bajo la influencia todavía importante de Cristina Kirchner será siempre un mal mensaje para los inversores.

Disminuido el efecto, aunque aún lozana la argumentación de la “pesada herencia recibida” y la sobreactuación de la corrupción, la reducción del kirchnerismo a una asociación ilícita que asaltó el poder, el oficialismo encarará las elecciones con un slogan efectista y posiblemente muy efectivo como “Somos la nueva política aún con errores e insuficiencias, el futuro posible y deberán optar entre CAMBIEMOS o el pasado de un populismo que nos llevaba a Venezuela y si tienen dudas miren lo que pasa en Santa Cruz”

DE VENEZUELA A SANTA CRUZ

Son un país y una provincia con un recurso en común: el petróleo. Ambas tienen la bendición y la maldición de ese bien estratégico: serias dificultades para diversificar la matriz productiva. Hugo Chávez, la Venezuela Bolivariana ha dividido la historia de ese país en un antes y un después. Cierta similitud con el primer peronismo, imbatible en las elecciones, como en la Argentina de entonces, fue acusado de dictadura. Una dictadura muy particular que ganó todas las elecciones en vida de Chávez, con excepción de una que perdió por medio punto, y cuya derrota fue reconocida, que levantó la bandera revolucionaria de la Unidad Latinoamericana y la abasteció de fondos, que realizó una distribución de los ingresos en favor de los sectores populares que por primera accedieron a un médico, a un odontólogo, a una casa, y sobre todo a la dignidad. Eso fue posible por la recuperación del petróleo para los venezolanos y la estatización de resortes económicos básicos Con fuerzas armadas como una de las patas del arco de apoyos, que llamativamente, conociendo la historia latinoamericana, el imperialismo no ha llegado a fraccionar para dar un golpe. Con un poder económico movilizando una oposición feroz y medios golpistas que hasta apostaban al magnicidio, Chávez representa un hito que la historia, cuando se diluyan las pasiones, ubicará junto a los próceres latinoamericanos del siglo XIX. La biología jugó en contra y su muerte fue una tragedia para Venezuela y Latinoamérica. Ya entonces el valor del barril de petróleo había descendido vertiginosamente y empezaban a exteriorizarse errores e insuficiencias. Nicolás Maduro lo sucede en esas circunstancias y a una situación que se complicaba sumó una sucesión importante de errores. Fue perdiendo apoyos y a los pasos en falsos, el poder económico que viene por la revancha usó el arma letal del desabastecimiento. No hay sociedad que resista el desorden y el desabastecimiento por un tiempo prolongado. Ese apoyo popular cercenado le ha llevado a Maduro a saltear elecciones, algo que con Chávez nunca sucedió y que le va quitando porciones de legitimidad. La oposición palpita que lo que largamente esperó está cercano, huele sangre y la busca. Para ello no escatima recursos y medios. El psicoanalista Alfredo Grande ha escrito: “Han preparado el terreno desde hace tiempo. La infiltración de paramilitares en zonas de frontera y barriadas no es un mito. Su accionar tampoco….Hace unos días fueron interceptados dos sujetos con 3 fusiles FAL con escudos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, 3 cargadores con capacidad para 20 cartuchos, 899 cartuchos calibre 7,62x51, ocultos en un compartimiento secreto ubicado entre el tablero y el motor del camión en el que iban……..La lista de pruebas es larga, desde jóvenes entrenados en Colombia, como Lorent Saleh, hasta campamentos enteros desmantelados, como en el Estado de Táchira en el mes de marzo”

El gobierno tampoco trepida en defenderse con lo que tiene. Los muertos revelan la intensidad del enfrentamiento. La degradación del gobierno de Maduro y su eventual caída abrirá el camino a una oposición ignominiosa cuyo visualización puede verse en el documental “La revolución no será televisada” de Kim Bartley & Donnacha O´Briain, filmada en el Palacio de Gobierno cuando esta oposición logró desplazar a Hugo Chávez por una horas en abril del 2002 y fue rescatado por la movilización popular que rodeó la casa de gobierno. Es absolutamente coherente que los intereses que representa Mauricio Macri estén alineados con la oposición venezolana. Tan coherente como falso el suponer que un país diametralmente diferente como la Argentina, que consiguió hace 65 años con el peronismo, lo que intentaba parcialmente realizar Chávez, se acercaba a la actual Venezuela. Más bien hay que buscar, si se quieren hacer comparaciones, siempre forzadas a los meses anteriores a junio y septiembre de 1955. Sabemos quiénes se asumían como democráticos y en nombre de la república los crímenes que perpetraron y quienes fueron proscriptos y perseguidos. La identificación de chavismo y delito, que se difunde en Venezuela abreva en lo que se hace en la Argentina con el kirchnerismo. No es original, es lo que se perpetró contra el peronismo después de septiembre de 1955

En Santa Cruz gobernó el kirchnerismo hasta los últimos años donde el enfrentamiento con el gobernador Peralta se hizo evidente. La declinación del kirchnerismo llevó a que el último triunfo fue posible por la ley de lemas. Igual que en Venezuela las regalías petroleras no lograron una diversificación productiva. Eso es un pasivo que puede y debe ser señalado. Pero la actual situación está inducida fundamentalmente por la política general de CAMBIEMOS. Es preciso señalar que en promedio las provincias recaudan sólo un 30% y el resto viene por la coparticipación. Si el gobierno nacional retacea lo que le corresponde a una determinada provincia, ésta entra en crisis. Si a esto se suma el turismo afectado por la menor frecuencia de los aviones a la provincia, por la caída de las regalías petroleras por la disminución de la producción vinculada a la caída de la exploración y de los precios del petróleo, la eliminación de los reembolsos por la exportación a través de los puertos patagónicos, la restricción realizada desde el gobierno nacional para que la provincia pueda contraer empréstitos, todo lo cual constituye el actual coctel explosivo que se suma a los numerosos errores propios.

En el caso de Santa Cruz los recursos tributarios de origen provincial son 5.188 millones y los recibidos de la Nación 10.829 millones. Las regalías ascienden a 4.757 millones. Estos son datos estimados del presupuesto 2017.

Mostrar las consecuencias sin desplegar el damero de causas, es la estrategia del teorema macrista de afirmar que estábamos a pocos meses de ser Venezuela y que en la situación actual de Santa Cruz, hay un único y excluyente responsable que es el kirchnerismo.

La estrategia puede ser buena aunque vaya contra una de las tantas mentiras del gobierno: “Nos hemos comprometido a decirles la verdad a los argentinos”

PD: Dos semanas después de ser escrita y publicada esta nota en la Tecl@ Eñe, el presidente Mauricio Macri, en reportaje concedido al Diario Clarín, el 14 de mayo declaró: “ En octubre la gente decidirá si sigue el cambio o volvemos al populismo……Los argentinos debemos confirmar la vocación de cambio…Yo he asumido desde hace varios años la defensa de la libertad y de los derechos humanos de los venezolanos”

Temer Arribas

Los mismos medios que provocaron en Brasil el reemplazo del gobierno de Dilma Rousseff por el de Michel Temer, ahora bombardearon a este empresario panqueque y al senador Aecio Neves, ex candidato presidencial de Fernando Henrique Cardoso. Nadie quedó libre de culpa, porque antes había caído Eduardo Cunha, titular de la Cámara de Diputados y dirigente de un partido evangelista. Cunha había sido el gran impulsor de la destitución de Dilma. Y ahora es la persona en el centro de la colosal crisis brasileña al revelarse conversaciones en las que el presidente Temer y Neves se referían a sobornos que recibiría el encarcelado Cunha para no involucrarlos. Argentina se mira en el espejo de ese paisaje brasileño: se atacó en los tribunales a Cristina Kirchner, pero los datos que empezaron a aparecer sobre corrupción fueron sobre Mauricio Macri y su entorno. Las denuncias de corrupción fueron similares en los dos países para esmerilar a los gobiernos populares. Los grandes medios concentrados cumplieron ese rol también en los dos países. Y las pruebas de corrupción empiezan a aparecer en los dos países, pero no involucran a los denunciados sino a los políticos que fueron beneficiados por las denuncias. Es lo que se deduce de la revelación sobre las transferencias realizadas por el cambista que pagaba las coimas de Odebrecht a la cuenta suiza de Gustavo Arribas, íntimo amigo de Mauricio Macri y actual jefe de la ex SIDE.

La idea de Brasil y Argentina como espejos enfrentados no es nueva. La han usado incluso en Brasil para advertir inflaciones, fenómenos sociales y movidas políticas, pero las equivalencias no son absolutas, los procesos tienen sus propios tiempos y sus particularidades. En Brasil, el ataque de O Globo contra Temer y Neves ha sido devastador y dejó al polémico sucesor de Dilma Rousseff sin sustento ni legitimidad. Temer y su partido, el PMDB, fueron usados para destituir a Rousseff y ahora los sacrifican en una movida difícil de entender pero en el cual los medios y la justicia acrecientan la credibilidad que necesitan para destruir a Lula.

El espejo funciona también en ese plano: aquí la ex presidenta Cristina Kirchner es la dirigente más nombrada en el clima preelectoral. El oficialismo para denostarla y la oposición para referenciarse. Las encuestas la ubican como la política mejor posicionada a pesar de la persecución judicial y mediática. De la misma manera, en Brasil, Lula está muy por delante en todos los sondeos para la carrera presidencial, tanto en primera como en segunda vuelta.

La destrucción política de Lula es el principal objetivo de la segunda etapa del golpe en Brasil, denunció la semana pasada Dilma Rousseff. No es un secreto que los medios corporativos, el oficialismo y un sector de la Justicia buscan eso mismo en Argentina con Cristina Kirchner. Las encuestas le dan un piso alto y un techo bajo, pero nadie se atreve a discutir la movilidad de ese techo que cambia en cada medición. Las primeras mediciones daban a Lula como ganador seguro en una primera vuelta y perdía en la segunda. Las nuevas mediciones ya lo dan como ganador también en el ballotage. En las movilizaciones callejeras del PT exigen elección presidencial directa y no parlamentaria porque tienen candidato ganador. Los adversarios del PT, en cambio, se desesperan por mantener a Temer, cada vez con menos entusiasmo, o se afanan por elegir a su sucesor en el Congreso, el mismo que destituyó a Dilma Rousseff y cuyas autoridades principales están involucradas en las causas por corrupción por Petrobrás y Odebrecht. La gran jugada del sistema es destruir a Lula en la Justicia igual que en Argentina a la ex presidenta.

Las causas por corrupción contra Cunha y los demás políticos involucran cientos de millones de dólares. La acusación contra Lula es por un departamento en Guarujá, un balneario popular en Brasil –un equivalente a Miramar o Mar de Ajó–, como soborno para la realización de obras multimillonarias. La desigualdad es tan enorme entre la obra y el supuesto soborno, que aparece ridícula. Pero además Lula dice que el departamento no es suyo y que nunca lo utilizó y que el juez no tiene ninguna prueba concreta. A Cristina Kirchner la acusan de recibir sobornos por obras públicas multimillonarias. Pero no encuentran los fondos que debería haber recibido. Todo el dinero que han encontrado está declarado y justificado. Entonces la acusan por el alquiler de un hotel en el sur y otras propiedades en Capital. Aquí también la diferencia entre esos alquileres comprobados y a precio de mercado, con las cifras enormes de las obras en cuestión, es absurda, no alcanza para explicar sobornos del calibre que denuncian.

Según Julián Assange, fundador de Wikileaks, Temer visitó varias veces la embajada norteamericana para pasarle información política estratégica a cambio de un apoyo posterior. En Argentina, los medios concentrados contaron con la ayuda del dueño del principal fondo buitre, Paul Singer, que financió infructuosamente la búsqueda de pruebas contra Cristina Kirchner en diferentes paraísos fiscales.

Con Arribas, los dos espejos confluyen en una sola imagen. Leonardo Meirelles, el director del área secreta para pagar sobornos de la megaempresa brasileña Odebrecht e importante testigo de la justicia en las causas de corrupción, declaró que depositó 850 mil dólares en la cuenta suiza de Arriba.

La afinidad de los gobiernos de Temer y de Macri es un escenario de la nueva inserción internacional del país. La otra está dada por una visita a Trump llena de palmaditas pero sin ningún resultado económico y una visita a China para recomponer el desastre que había generado el gobierno macrista por su desconocimiento de la situación internacional.

Para denunciar al kirchnerismo como aliado ideológico del comunismo chino, Mauricio Macri exageró sus críticas a los acuerdos que había cerrado Cristina Kirchner con la República Popular China. Incluso escribió una carta pública al embajador chino. Con el Tratado Transpacífico con Estados Unidos en la cabeza, apenas asumió Mauricio Macri paralizó la construcción de dos grandes represas en la provincia de Santa Cruz, con el objetivo adicional de ahogar su economía.

La respuesta de China a la torpeza de Macri fue contundente. Los contratos con las empresas chinas tienen una cláusula de default: si se detiene una obra, se paran todas. Con esa decisión que reveló la ignorancia del macrismo sobre la crisis mundial se frenaron obras por 20 mil millones de dólares. La reacción de China fue reducir las compras de soja que la convierten en el segundo socio internacional de la Argentina y frenar, entre otras obras, las del Belgrano Cargas y la construcción de dos centrales nucleoeléctricas que habían sido concertadas por Cristina Kirchner. Pero Estados Unidos tiró abajo el Transpacífico. Macri creyó que podía conseguir algo de Donald Trump y lo único que trajo fueron palmaditas en la espalda, mientras los chinos mantenían sus represalias y al país no llegaba un solo peso de las inversiones soñadas.

Un informe de la consejería agroindustrial de la embajada argentina en China indicaba que en los primeros siete meses de 2016, Beijing había adquirido a diferentes países 4,1 por ciento más de soja que en el mismo período del año anterior, pero que las compras a Argentina habían caído 29 por ciento.

Macri viajó a China y tuvo que prometer que mantendrá la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic y espera que, la semana próxima, la Corte deshaga lo que él hizo y destrabe el camino. Fue la condición del presidente chino Xi Jinping para continuar el resto de las obras e incluso ampliar la inversión en Argentina. Al finalizar la visita, Macri dijo que había firmado 16 acuerdos de inversión. Pero de ellos, diez son los que había concertado Cristina Kirchner y que la ignorancia del macrismo había detenido. Macri prometió lluvia de inversiones y desde que está en el gobierno, las únicas que ha conseguido han sido éstas que ya había pautado el kirchnerismo. Hasta ahora, lo que el macrismo describe como la única forma de integrar Argentina al mundo ha sido un fracaso.

Y no sólo desde el punto de vista económico, sino también diplomático. El Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias que estuvo en Argentina esta semana hizo un informe muy crítico y condenó de hecho la detención arbitraria de Milagro Salas. Es inminente la llegada de la delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)para reiterar su exigencia al gobierno argentino para que libere a la dirigente social jujeña en forma ilegal.